Reflexiones

Todas las semanas escribiré algunas reflexiones. 

En la vida necesitamos momentos para pensar y poner nuestras ideas en orden.

Salí de la sombra y me hice invisible.

La diferencia entre los que dicen querer algo y los que verdaderamente van a por ello se llama determinación.

Si no ves la salida, es porque está EN ti.

Cuando creas que nada puede ser más grande que tu problema, vuelve a recordar dónde te encuentras.

Entre ser humilde y perder la dignidad hay una autoestima de diferencia.

El valor se desarrolla impidiendo que el temor te haga renunciar a lo que quieres.

La calma, también es una conquista interior.

Si quieres conocer a alguien, observa cómo enfrenta sus barreras.

Qué fácil envidiar el éxito, cuando no se conoce el esfuerzo necesario.

Creerse superior por tener algo mejor es tan erróneo como creer ser inferior por no tener nada.

Nunca permitas que lo que parece urgente te aleje de lo importante.

Es mucho lo que una sola persona puede lograr, pero NO hay límites para un grupo unido por un propósito en común.

Te querrán por lo que pareces y las apariencias cambian. Te amarán por lo que eres y eso nadie lo puede cambiar.

No importa cuánto apoyo creas tener, hay cosas que solo se pueden superar afrontándolas por ti mismo.

Lo mejor de la autoestima es que te permite estar siempre acompañado de quien te ama de verdad.

Acumula lo innecesario quien carece de lo imprescindible.

Las personas que saben cómo llegar y cuándo marchar, permanecen aunque ya no estén.

El orgullo siempre te producirá mucho más sufrimiento que el esfuerzo de vencerlo.

Mira a tu problema de frente y pregúntale: ”                          ¿Qué me quieres enseñar?”

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?

Al final de esta vida te quedará lo experimentado, lo aprendido y, sobre todo, todo lo que hayas amado.

Nadie merece pedir disculpas por cuidar de sí mismo.

La  creatividad genera lo nuevo y la razón ordena lo conocido.

La amistad no solo te hará sentir en paz, también te puede sacar de alguna guerra sin sentido.

Hay revelaciones que iluminan nuestra Vida de forma amable y otras como relámpagos destructores de creencias. Ambas, son una bendición.

Nuestra intención siempre habla de nosotros mucho más que el resultado de nuestras acciones.

“Agradece pero no te conformes, acepta pero no te resignes. No eres un espectador sino el PROTAGONISTA de tu vida”.

Aprende a hacer fuego con las piedras que la Vida te lanza y nada, ni nadie, te podrá apagar.

“El objetivo real nunca es el objetivo, sino la persona en la que debes convertirte para conseguirlo”

Escucha siempre al otro, pero decide según tu criterio.

Lo auténtico se puede imitar en la forma, pero jamás en su esencia.

¿Qué es un conflicto? El puente entre lo que todavía no sabes y lo que estás preparado para aprender.

Habría menos violencia si antes de exigir algo lo buscáramos en nosotros mismos.

Si ser realista no te acerca a tus sueños, quizás necesites una sana dosis de locura.

Siempre aprende menos quien pretende saberlo todo que quien no sabe nada.

¿Qué es el miedo? Nuevos territorios que esperan ser descubiertos.

No te preguntes si puedes, pregúntate si estás dispuesto.

Conoce tus puntos débiles y serás más fuerte. Acéptalos y serás invencible.

—¿Por qué me cuesta tanto decidir? —Cada elección implica una renuncia, cada renuncia implica confiar en ti mismo.

Quizás no se trate de eliminar los obstáculos, sino de aprender a avanzar con fluidez entre ellos.

Mientras más poder le otorgues a tus máscaras, más vulnerable serás a la opinión de los demás.

Si no te alcanza el tiempo para disfrutar lo que haces, hazlo más despacio.

Si el oscuro desánimo llama a tu puerta, mejor abre las persianas.

Lucidez no es tener mil pensamientos, es poder profundizar con firmeza en uno solo de ellos.

 “¡Camina! Pero no lo hagas como quien asciende una penosa pendiente, sino como quien ya pasea por la cima conquistada”.

Podrás perder lo que tienes, pero nada te podrá arrebatar lo que hayas sentido.

Quizás necesitas dejar ir lo que no puedes retener, para sostenerte mejor por ti mismo.

Serás más poderoso en la batalla cuando comprendas que no todo se consigue luchando.

Grita, ríe, canta, baila, juega, ama, sueña… pero nunca permitas que el desánimo DECIDA por ti.

Una verdad no deja de brillar porque la mayoría la ignoren, pero una mentira se disfraza de algo cierto cuando muchos creen en ella.

Celebra tus logros, pero no te olvides de aprender de tus fracasos.

Un enemigo no es más que un conflicto interno con forma humana.

La vida alcanza su plenitud cuando te separas de lo material para contemplar la belleza intelectual.

Cuando te quieras lo suficiente perdonarás aunque no lo merezcan, ya que te apreciarás demasiado para que nada ni nadie te haga sentir mal.

Quizás lo que se desmorona no es tu Vida, sino el velo que te ha estado separando de ella.

Sentir rechazo no es perder proximidad con alguien, es necesidad de cercanía contigo mismo.

Si piensas que ya es tarde, es probable que más tarde pienses que estabas a tiempo.

Que sea más fácil decirlo que hacerlo nunca es motivo para no intentarlo.

Cuando llenes todos tus huecos comprenderás que soltar no tiene nada que ver con perder.

Cuando puedas contar tu historia sin derramar lagrimas sabrás que por dentro ya te curaste.

Creerse superior por tener algo mejor es tan erróneo como creer ser inferior por no tener nada.

De todo lo que llevas puesto lo único que no pasa de moda es tu sonrisa. No la pierdas.

Jamas lamentes ser bueno con las personas equivocadas. Tu conducta lo dice todo sobre ti, y la conducta de ellos dice bastante sobre ellos.

Lo imprevisto nos recuerda que hay pocas cosas controlables, pero también que todo es posible.

La mejor manera de empezar algo nuevo pasa por despedir con agradecimiento lo viejo.

Que lleves toda la vida viviendo contigo, no significa que te conozcas ni que hayas aprendido a hacerte compañía.

Cuando envejezcas, no te arrepentirás de lo que hiciste, sino de los que no hiciste.

Con el silencio nos evadimos de los problemas, pero con el diálogo adquirimos la valentía de afrontarlos.

Las raíces del árbol crecen gracias a la tempestad.

No es posible meditar si terminas cada día dando un portazo.

Suele ser más fácil mejorar un hábito que destruirlo.

No lo dudes: si has conocido a alguien diferente, es porque TÚ ya no eres la misma.

Si NO lo buscabas y apareció en tu camino obsérvalo bien, quizás tenga algo que debas aprender.

Aprendí, que quien no te busca, no te extraña y quien no te extraña no te quiere.

Que la vida decide quien entra, pero tu decides quien se queda.

Que la verdad duele una sola vez y la mentira duele siempre.

Por eso, valora a quien te valora y no trates con prioridad a quien te trate como una opción…

Cuando se trata de perseguir lo que quieres de la vida, no aceptes un “no” por respuesta.

Enciende las luces, utiliza las sabanas bonitas, ponte los vestidos caros No los guardes para una ocasión especial. Hoy es ese día especial.

Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda solo depende de ti.

Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.

Haz las paces con tu pasado para que no te arruine tu presente.

No compares tu vida con la de otros. No tienes ni idea de como es su travesía.

Respira profundamente, eso calma la mente.

Elimina todo lo que no sea útil, bonito o alegre.

La vida no es justa, pero así y todo es buena.

La vida es demasiado corta para perder el tiempo lamentándose.

Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. No pierdas el contacto.

No has de ganar cada discusión.  Has de estar de acuerdo con no estar de acuerdo. 

Llorar con alguien. Ayuda más que llorar solo.

 

 

Anuncios